Saltar al contenido

Mira con nosotros los manómetros de glicerina

El manómetro es la herramienta que permite medir la presión de fluidos, principalmente gases. Hay muchos tipos diferentes, y cada uno tiene un uso específico. Si bien el más utilizado es el manómetro seco, en algunas situaciones particulares se recomienda el uso específico de un manómetro relleno de glicerina: ¿Por qué?

Usos del manómetro de glicerina

Este instrumento se diferencia porque su caja tiene dentro un líquido, que puede variar su composición y ser más o menos viscoso según el fin al que servirá y los límites de temperatura a los que estará expuesto. Su nombre se debe a que los líquidos utilizados con más frecuencia son mezclas de glicerina y agua y aceites de silicona. Un producto de este tipo se recomienda en situaciones donde se quieren evitar los siguientes efectos:

  • En primer lugar, las vibraciones de la aguja que se producen cuando vibraciones o pulsaciones actúan sobre el manómetro. El relleno previene esto y asegura la lectura correcta de la presión.
  • En segundo lugar, daños en el sistema mecánico, ya que las vibraciones externas no solo producen temblor de la aguja, sino que a largo plazo dañan el sistema mecánico, lo que reduce notablemente la vida útil del manómetro. Gracias a la glicerina el sistema mecánico interno se amortigua, y al mismo tiempo las piezas móviles se lubrican.
  • Por último, el empañamiento de la mirilla, que ocurre con aplicaciones ambientes muy bajas, cuando se forma agua condensada en el interior de la caja, lo que impide la lectura o congela toda la mirilla. El líquido de relleno impide que suceda esto y garantiza una lectura perfecta.

Para aplicaciones con temperatura ambiente la mezcla más usada es la de  glicerol-agua; mientras que en casos donde la exposición sea temperaturas extremas se debe usar el aceite de silicona.

Las cajas de los manómetros de glicerina se llenan hasta un 80% o 90% de su capacidad porque dependiendo de la humedad y la temperatura ambiente el líquido de llenado puede absorber agua y expandirse en consecuencia, entonces de esta manera se evitan pérdidas.

Por sus características, es evidente que esta clase de herramienta es idónea en casos donde intervenga: aire, agua, aceite, fluidos compatibles con la conexión y mecanismo, sistemas hidráulicos, sistemas oleo hidráulicos, turbinas, motores y para uso industrial; donde haya vibración y golpes. No es necesario un instrumento de este tipo para, por ejemplo, inflar un neumático, ya que sería en vano usar una clase tan específica de herramienta, pero sí es muy usado en la industria y en talleres mecánicos.

¿Qué manómetro de glicerina comprar?

Como la extensa oferta de este tipo de productos online es muy extensa, es importante elegir cuidadosamente el manómetro más adecuado al trabajo a realiza. Por eso, el instrumento Mei 6063241300 Manómetro con glicerina, Horizontal, 63 mm es nuestra recomendación a la hora de adquirir un medidor de glicerina. Se encuentra disponible en Amazon España.

Beneficios del producto

Son varias las cualidades que hacen que el manómetro de glicerina Mei sea una opción perfecta a la hora de adquirir este tipo de herramienta:

  • En primer lugar, porque posee un diámetro de 63 mm, por lo cual es un aparato sencillo de maniobrar, tranquilamente se puede hacer con una sola mano porque además pesa únicamente 200 gramos.
  • Es un artículo sumamente económico en relación con otros tipos de manómetros.
  • Su rango de acción entre 0… 600 bar es más que suficiente para trabajos industriales, ya sea en talleres mecánicos o en refrigeración, por ejemplo.
  • Su precisión es del 1,6%, lo cual se encuentra dentro de lo normal en este tipo de aparatos.
  • Posee la conexión más común de 1/4″, por lo que no tendrá mayores complicaciones a la hora de conectarlo al mandril. La misma es vertical, por lo cual esta es la posición en la que se debe usar la herramienta.
  • Se rige por la norma 837-1, que es la que dice cómo tienen que estar repartidas la numeración, las subdivisiones y cómo se tiene en cuenta la clase y cuánto puede llegar a fallar.

Aclaraciones sobre el producto

El manómetro de glicerina Mei también requiere algunas especificaciones necesarias para controlar que sea la herramienta más adecuada para adquirir según el tipo de trabajo que se quiera realizar:

  • La temperatura máxima para su utilización es 65°, por lo cual si ya se sabe que se necesitarán trabajar en espacios de altas temperaturas, no será una herramienta adecuada. En temperaturas extremas, será mejor buscar un manómetro relleno de aceites de silicona que son específicos para este fin.
  • Se trata de una pieza única cuya función es solamente medir. No trae accesorios adicionales ni es capaz de inflar neumáticos, en tal caso se deberá recurrir a un instrumento extra.   

Entonces, ¿por qué elegir un manómetro de glicerina? Porque un medidor lleno de glicerina hará el mismo trabajo que un medidor seco pero con la virtud de una precisión normalmente mayor. Los medidores llenos de glicerina están disponibles en los mismos rangos, o a veces rangos más grandes que sus contrapartes secas.

Además, presentan una escala y una cara conectadas con glicerina, lo que reduce los problemas de visibilidad en condiciones de humedad y protege contra las pulsaciones y los picos de presión dentro de un sistema, los cuales nombramos anteriormente. El fluido también mitiga los efectos de las vibraciones y la fricción interna de las piezas móviles.

La glicerina, además, ayudará a prevenir la corrosión interna del dispositivo al actuar como una puerta para mantener la humedad y otras sustancias fuera.