Saltar al contenido

Los mejores manómetros De CO2 Del mercado

El manómetro de CO2 es comúnmente llamado regulador de CO2, en honor a su doble función de medir y regular. Como cualquier otro manómetro, se encarga de mensurar la presión de fluidos, principalmente gases, pero se diferencia de los demás porque permite controlar dos tipos de presiones: una de entrada y una de salida.

Esta herramienta se utiliza acoplada a barriles de CO2 y es muy simple de distinguir porque su apariencia es algo distinta a la de sus pares. Su aspecto debería lucir similar a la foto. Pero, ¿para qué se usa el manómetro de CO2?

Principales usos del regulador de CO2

Donde haya un tanque de CO2 deberá haber siempre un manómetro que lo regule. Así que la respuesta a cuál es el uso de la herramienta sería que tiene tantos usos como los tanques de dióxido de carbono, lo cual representa una enorme variedad. Están presentes en más aspectos de la vida cotidiana de los que nos podríamos imaginar.

Algunos de esos usos son: en armas y rifles, en máquinas de refrescos, en acuarios plantados, en armas de paintball, en la elaboración de cerveza artesanal, en operaciones laparoscópicas (con una presentación bastante diferente) y en soldaduras. Pueden parecer actividades más o menos peligrosas, pero en cualquiera de ellas es esencial que la cantidad de CO2 utilizada sea siempre regulada, sino hay ciertos riesgos que se pueden correr.

De acuerdo con el código de recipientes a presión, un cilindro puede contener un máximo de 0,75 kg de CO2 por litro de volumen del cilindro. Ese código acerca del factor de relleno fue creado a modo de prevención, para  garantizar que la presión en el cilindro de CO2 no se llega a la de prueba de presión de 250 bares por debajo de una temperatura de 65 ° C. Lo que sucedería si el factor de llenado se excediera sería que  la presión dentro del cilindro aumentaría considerablemente, incluso con un ligero aumento de la temperatura. El peligro de esto sería que un cilindro llenado en exceso de CO2 puede estallar sin más que la exposición a la luz solar.

Además no es para nada recomendable la transferencia de dióxido de carbono de un cilindro a otro. La presión en un cilindro de CO2 depende exclusivamente de la temperatura. A 20 ° C, por ejemplo, que es de 57 bar. Incluso un cilindro de CO2 casi vacío se mantiene en 57 bares a 20 ° C, siempre y cuando contenga la fase líquida. Esto significa que el contenido de un cilindro de CO2 no se puede determinar mediante la medición de su presión, sólo por su peso.

Para regular esta clase de manómetro hay algunos pasos importantes que seguir. Lo primero es regular el regulador de CO2 a 2 bares de presión. Si al hacer esto se pasara la presión deseada, se debe comenzar todo el proceso nuevamente, poniendo el regulador en 0 y luego llevándolo una vez más hacia el 2. De lo contrario, al abrir la salida del manómetro la presión de salida será menor a la deseada.

En segundo lugar, se debe verificar la variación de la presión de salida en un regulador de CO2 de una etapa. Se regula el manómetro a 2 bares. Luego, se reduce la presión de entrada al regulador y se debería poder observar cómo varía la presión de salida. Si se observa el manómetro de alta, la presión de entrada va cayendo, mientras que en el manómetro de baja la presión de salida va subiendo.

Con un regulador de dos etapas se repetiría el mismo proceso, con la única diferencia de que cuando en el manómetro de alta la presión de entrada va cayendo, en el manómetro de baja la presión de salida no debería sufrir ningún cambio. Esto se debe a las dos etapas que tiene el regulador.

¿Qué manómetro de CO2 comprar?

Si se necesita regular el contenido de un cilindro para cualquiera de los usos domésticos detallados en este post, el instrumento Reductor de presión IPOTOOLS Regulador de presión para equipos de soldadura de argón/CO2 gas inerte a MIG/MAG es una opción perfecta. Se encuentra disponible en Amazon España.

Beneficios del producto

Son varias las cualidades que hacen que el Reductor de presión IPOTOOLS sea una opción perfecta a la hora de adquirir este tipo de herramienta:

  • Se encuentra a mitad de precio en relación con sus competidores.
  • Es un producto de alta calidad y visiblemente robusto para controlar gas inerte de argón. Inclusive Las piezas individuales del regulador de presión sólo están fabricadas con materiales de grandes cualidades y resistentes.
  • Por sus características, se presenta ideal para aplicaciones profesionales MIG, MAG y TIG (diferentes tipos de soldaduras), sobre todo por la válvula que posee.
  • Las indicaciones adjuntas en el reductor de presión CO2 están diseñadas de forma muy clara, al igual que la visibilidad de las pantallas, lo cual es crítico a la hora de manipular gases que pueden ser potencialmente riesgosos si no son utilizados correctamente.
  • El instrumento posee la conexión estándar alemana │ W 21,8 x 1/14″│.
  • La presión en el reductor de presión se regula mediante el mando giratorio.
  • Se trata de un manómetro de cilindro de válvula 0-315 bar con un caudal de 0-30 litros/minuto.
  • El regulador es adecuado para una conexión de manguera de 6-8mm.
  • El reductor de presión IPOTOOLS Argón / CO2 / gas inerte es un dispositivo de control de precisión compacto que no requiere mantenimiento.

Aclaraciones Importantes

Si bien este manómetro posee grandes ventajas, como toda herramienta tiene ciertas aclaraciones que son necesarias para su adecuado uso:

  • La válvula  de seguridad es de plástico, por lo cual se debe tener cierto cuidado y asegurarse que esté bien conectada para evitar pérdidas de CO2.
  • En su compra por Amazon el producto no viene con instrucciones, pero se pueden encontrar fácilmente en internet.
  • Si bien posee un precio muy accesible, es algo más endeble que los reguladores de alta gama, por lo cual no se recomienda para usos excesivos todos los días.